Buscar

Certificaciones de sostenibilidad: ¿Qué deberías saber sobre ellas?

Navegación Rápida

La construcción sostenible se ha convertido en una prioridad para la industria, con un enfoque creciente en la reducción del impacto ambiental y la promoción de prácticas responsables. Una forma efectiva de garantizar que un proyecto cumpla con los estándares de sostenibilidad es obtener una certificación reconocida. En este artículo, exploraremos los distintos tipos de certificaciones de construcción sostenible, sus requisitos, su origen y su relevancia en la industria actual.

Historia de las certificaciones de construcción sostenible

El movimiento hacia la construcción sostenible comenzó a tomar fuerza en la década de 1990, cuando organizaciones como el U.S. Green Building Council (USGBC) introdujeron programas de certificación para promover edificios ecológicos. Desde entonces, el número de certificaciones ha crecido significativamente, reflejando el aumento del interés global en la sostenibilidad.

Tipos de certificaciones de construcción sostenible

  1. LEED: Desarrollado por el USGBC, LEED es uno de los programas de certificación más reconocidos a nivel internacional. Evalúa el rendimiento ambiental de un edificio en áreas como eficiencia energética, calidad del aire interior, uso de materiales y sostenibilidad del sitio.
  2. BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method): Originario del Reino Unido, BREEAM es otro programa líder en certificación de construcción sostenible. Se centra en aspectos como la gestión de residuos, el transporte sostenible, la salud y el bienestar de los ocupantes.
  3. WELL Building Standard: Enfocado en la salud y el bienestar de los ocupantes, WELL evalúa factores como la calidad del aire, el agua potable, la iluminación y la comodidad térmica. Es especialmente relevante en entornos de oficinas y espacios comerciales.
  4. Passivhaus: Este estándar se centra en la eficiencia energética extrema y el confort interior. Los edificios Passivhaus están diseñados para minimizar la necesidad de calefacción y refrigeración, utilizando técnicas de diseño pasivo y materiales de alta calidad.
Edificio sostenible con plantas
La certificación de los edificios sostenibles, una tendencia al alza

 

¿Cuál es el impacto para un constructor al tener que cumplir con una certificación de construcción sostenible?

Obtener una certificación de construcción sostenible implica un compromiso adicional por parte del constructor en términos de planificación, selección de materiales y ejecución del proyecto. Gran cantidad de todo este trabajo vendrá marcado por el despacho de arquitectura pero ojo! también implicará por la parte constructora una mayor inversión de tiempo y recursos. Es importante destacar que este sobrecoste de tiempo tendrá una repercusión directa sobre el nivel de calidad y sostenibilidad en el resultado final.

 ¿En qué beneficia a un constructor obtener una certificación de construcción sostenible?

El principal beneficio para un constructor al obtener una certificación de construcción sostenible es la mejora de la reputación y la diferenciación en un mercado cada vez más competitivo. Además, las prácticas sostenibles pueden conducir a una reducción en los costos operativos a largo plazo, gracias a la eficiencia energética y la reducción de residuos.

Retorno económico, sobrecoste y rentabilidad en la certificación sostenible ¿es oro todo lo que reluce?

Aunque el retorno económico puede no ser inmediato, muchas certificaciones de construcción sostenible están diseñadas para generar ahorros a largo plazo a través de la reducción de costos operativos, como los relacionados con la energía y el mantenimiento. Determinar el retorno económico directo sobre un edificio con certificación de sostenibilidad es muy complejo pues deberíamos computar una gran cantidad de variables, situaciones y contextos. La mayoría de estudios al respecto, determinan aproximadamente entre un 5 %y un 8% sobrecoste de materiales y ejecución para los tres tipos de certificados más usuales. En líneas generales, se estiman los siguientes margenes de ahorro energético en un edificio con certificación: 20% a un 30%   Debemos considerar en este punto, la vida útil del edifico, que se estima en un mínimo de 50 años de media, para pensar en la rentabilidad.
  1. Certificación LEED y BREEAM: El plazo medio de amortización para los sobrecostos asociados con las certificaciones LEED y BREEAM suele estar en el rango de 3 a 10 años. Esto depende de la eficiencia energética y otras características sostenibles implementadas, así como de los costos energéticos locales y las tasas de interés.
  2. Certificación WELL: Dado que la certificación WELL se enfoca en la salud y el bienestar de los ocupantes, el plazo medio de amortización puede ser un poco más difícil de calcular directamente en términos financieros. Sin embargo, se espera que los beneficios para la salud y el bienestar de los ocupantes, así como la posible mejora en la productividad, puedan generar ahorros indirectos significativos a lo largo del tiempo.
  3. Certificación Passivhaus: Debido a su enfoque en la eficiencia energética y el confort interior, el plazo medio de amortización para los sobrecostos asociados con la certificación Passivhaus tiende a ser más corto en comparación con otras certificaciones. Se estima que el plazo medio de amortización puede estar en el rango de 5 a 15 años, dependiendo de los costos energéticos locales y otros factores específicos del proyecto.
Más allá del ahorro energético, debemos de pensar en la certificación como un gran valor añadido de larga duración que aportará un retorno económico a nivel financiero para los promotores de la vivienda (mediante la reducción de tipos de interés) así como sobre la constructora, al ofrecer un valor añadido que derivará en unos futuros honorarios más elevados. Con lo cual,  queremos afirmar que bajo nuestro criterío  la obtención de una certificación de sostenibiidad mediante materiales de alta eficiencia energética acaba aportando un alto retoprno y valor añadido a nuestros proyectos.

¿Cuántos inmuebles cuentan ya con certificaciones en España

A inicios de 2023, constaban en España un total de  1.220 edificios registrados en el programa LEED, de los cuales 651 han completado la certificación. Por ahora, los locales de oficinas son los mas mayoritarios dentro de los construidos bajo esta certificación. Las viviendas y edificios Passivhaus en España , se cifran actualmente entorno a 350, una cifra que ha crecido exponencialmente en los últimos 4 años. En cuanto a los edificios con certificación BREAM, podemos estimar una cifra entorno a los 250 edificios, que al igual que en el caso de los LEED son mayoritariamente destinados a oficinas. En resumen, las certificaciones de construcción sostenible juegan un papel crucial en la promoción de prácticas responsables en la industria de la construcción. Al obtener una certificación reconocida, los proyectos pueden demostrar su compromiso con la sostenibilidad y diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo. Con una variedad de opciones disponibles, es fundamental entender los distintos programas y elegir el que mejor se adapte a las necesidades de cada proyecto.

Otros artículos que no puedes perderte

Compartir, Guardar o Imprimir carrito